¿Me da un paracetamol genérico?

genericosNo son pocas las veces en que un farmacéutico se encuentra con un cliente que le hace la petición de un analgésico en los siguientes términos: Por favor, ¿me da un paracetamol?¡Pero que sea genérico, que dicen es lo mismo y  me voy a ahorrar un dinerito!

¿Qué debe de hacer el farmacéutico, además de valorar la pertinencia de la petición? ¿Consultar la dosis y la forma de presentación que el paciente desea? ¿Dispensarle el genérico sin más? ¿Recomendarle un publicitario? Analicemos y comentemos algunas de estas opciones.

La primera opción entiendo que sería la de ofrecerle un paracetamol, por ejemplo, en comprimido, en dosis de 650 mg. Si el paciente está conforme podremos ofrecerle un medicamento de auto cuidado, es decir, lo que entendemos como un publicitario, que están, precisamente para estos casos. La oferta de estos productos es bastante amplia y en casi todos los aspectos dejará igualmente satisfecho al cliente. Solo hay un aspecto que no le convencerá: evidentemente el del precio que comparará con el de los genéricos encontrándonos con una diferencia mas que importante ¿Deberá el farmacéutico en este caso colmar los deseos del cliente y dispensarle un genérico? Analizando la base del CIMA, encontraremos que gran parte de los paracetamoles genéricos de 650 mg se pueden dispensar sin receta, ¡pero no todos! Por ejemplo, requiere receta médica el Paracetamol Cinfa 650 mg 20 comprimidos (CN 656128) y no la requiere el Paracetamol Normon 650 mg 20 c0mprimidos (CN 658246).

¿Y qué sucedería si el paciente lo que desea es un paracetamol comprimidos, pero de 1 gramo?. En este caso también encontraremos medicamentos publicitarios, con presentaciones de 12 comprimidos y presentaciones genéricas de 20 comprimidos mucho mas baratas. Y en este caso, ¿podría el farmacéutico dispensar un genérico? Pues en este caso concreto, a pesar de la existencia de publicitarios, todos los medicamentos genéricos que he analizado requieren prescripción médica.

En definitiva, al farmacéutico este tipo de intervenciones le plantean dos tipos de problemas diferentes:

  • Por un lado, un problema que podríamos considerar hasta deontológico con relación a la sociedad que sirve, pues el profesional sabe por formación y porque la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios no se ha cansado de repetir, que los medicamentos genéricos tienen las mismas garantías de calidad, seguridad y eficacia que los publicitarios y que cobrar mas caro por el mismo producto es difícil de explicárselo al cliente.
  • Pero por otro lado, el farmacéutico tendría una justificación ante su cliente y es la de que la Administración española no le permite vender en todos los casos los genéricos directamente al público, pues la Agencia Española del Medicamento etiqueta alguno de estos productos como de “venta con receta médica” y no presentando tal documento, la opción del medicamento de auto consumo sería la única posible. Mal entenderá el público que cuando se trata de ahorrar solo la Administración podrá comprar barato y que, además, esa misma Administración es la que condena al consumidor a comprar el mismo producto a un precio mas elevado.

La decisión del farmacéutico en casos como el expuesto no es fácil y no lo es porque es él quien tiene que dar la cara ante el cliente y tratar de explicarle estos contrasentidos. Además, de que si decide dispensar libremente los medicamentos genéricos que requieren receta, sobre él pesará la posible sanción por falta grave que, dependiendo de la Comunidad Autónoma donde este instalada La Oficina de farmacia, podría llegar a variar entre 30.001 y 90.000 euros.

Esta entrada fue publicada en Temas de debate y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Me da un paracetamol genérico?

  1. María Jesús dijo:

    Hola Leopoldo , este tema se plantea a menudo en una oficina de farmacia y la única opción que se nos plantea es convencer al paciente del plus de los medicamentos publicitarios por la combinación del paracetamol en este caso con clorfeniramina maleado , fenilefrina etc
    Aunque esto no es siempre posible pero lo debemos intentar.
    Gracias por tus comentarios.

    Me gusta

  2. Rogelio dijo:

    Hola a tod@s! Aquí el principal problema está en los propios farmaceuticos, ya que deberíamos pedir TODOS la receta para este tipo de medicamentos, y ante la ausencia de esta, vernos obligados a dispensar el publicitario. Sin que esto lleve al paciente a ir a otra farmacia donde le venden el paracetamol genérico sin receta y mucho más barato.

    Me gusta

  3. Antonio Prieto Romero dijo:

    La ley establece, en ciertos casos, la comercialización simultánea de medicamentos genéricos con receta médica y medicamentos publicitarios sin receta (pero con un precio mucho más elevado). El conflicto que resulta de esta incongruencia jurídica tiene un gran impacto negativo para el farmacéutico cuando sucede con medicamentos con un alto nivel de ventas, es decir, sobre los que la economía de la farmacia se sustenta. Y este es precisamente el caso del paracetamol de 1g, aunque no es el único, lamentablemente.

    Ante la solicitud de este medicamento sin presentación de receta médica el farmacéutico puede, primeramente, intentar persuadir a los clientes para venderles paracetamol de 650mg, ya que hay genéricos sin receta (también publicitarios, aunque son más caros). Si el farmacéutico no lo consigue, no tiene más remedio que decidir una vía de actuación, asumiendo siempre las responsabilidades de su decisión:

    1- Seguir la vía legal y, o bien proponerles la consulta al médico para que obtengan una receta médica, o bien venderles un medicamento publicitario (considerablemente más caro). En ambas situaciones el farmacéutico se arriesga a la pérdida casi segura de los clientes asumiendo, además de las quejas y situaciones incómodas con los mismos, los efectos devastadores sobre las ventas.
    2- Vender ilegalmente el paracetamol genérico de 1g sin receta, manteniendo intacta la economía del negocio, pero arriesgándose a la altísima multa si se le descubre en una inspección.

    Como farmacéutico, creo que la postura legal sobre este asunto es una chapuza y espero que la legislación al respecto se ajuste próximamente, ya que la situación actual crea mucha inseguridad económica/jurídica (según la decisión que se tome) en el desempeño de la labor diaria del negocio de farmacia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s